VOLVER

 

Consejo Económico


"No podéis servir a Dios y al dinero".  Lucas 16, 13

 

PRESENTACIÓN

El Consejo Económico Parroquial tiene la misión de asesorar y ayudar a nuestro párroco en la administración de los bienes parroquiales.

 Entre las funciones concretas del Consejo Económico Parroquial destacan:

  • Elaborar los presupuestos anuales para su aprobación por el Consejo Pastoral.

  • Elaborar y aprobar las cuentas anuales de la parroquia y publicar las mismas para conocimiento de todos los fieles, al menos una vez al año.

  • Promover la colaboración de los fieles en la financiación de la parroquia.

Como todos sabréis ya, a partir de este año el Estado ha suprimido la dotación directa y fija con que anualmente dotaba a la Iglesia, a partir de ahora la única asignación que dispondrá la Iglesia es la cantidad recaudada con el 0,7% que hace voluntariamente el contribuyente en su declaración del IRPF, cantidad que apenas cubre el 25%  de las necesidades básicas de financiación. Consecuencia de ello la Iglesia Católica en España tiene que autofinanciarse sin ayudas externas, y esta financiación y sostenimiento dependerá única y exclusivamente de nosotros los católicos.

Ante este reto y otros nuevos aires que soplan en nuestro tiempo y en nuestra sociedad, los católicos debemos “sentir” a nuestra parroquia como algo más nuestro, más participativo, más autónomo, más independiente, sentirla como parte de nuestra vida  con nuestros derechos y deberes hacia ella, tenerla como verdadera madre de una gran familia en la que todos, yo, tú, nuestro vecino, nuestro próximo, todos los que formamos la parroquia, nos sintamos importantes en la comunidad a la que pertenecemos y mostremos nuestra disposición no sólo a recibir de ella, sino a colaborar en lo que nos requiera y esté en nuestras posibilidades.